también con Don José

en el encuentro siguiente, y a raíz de que en el anterior había surgido el tema de la violencia, nos pareció piola compartir este texto de José Míguez Bonino: un fragmento del libro Espacio para ser Hombres.

En los comentarios (esperamos) van a ir apareciendo los comentarios que den cuenta de algunos de los disparates que surgieron en la charla.

Estuvo bueno.


Aquí está el texto de don José

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Para nuestro segundo encuentro la consigna era mirar la película “Agora”.

Fue interesante. La película.

Y la charla posterior también. Pero me imagino que en los comentarios, algunos de los participantes van a contar algo más, y, parte de eso lo subiremos a esta parte del cuerpo de la entrada.

Pues bien: a comentar, entonces.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

el primer encuentro, con Stam

El primer encuentro lo tuvimos a partir de un texto de Juan Stam, que se llama “La ética del discurso teológico”.

El encuentro fue muy interesante pero no tan reñido como otros posteriores, ya que coincidíamos bastante en nuestras opiniones. A lo mejor alguno de los que estuvieron presentes allí, los últimos días del año 2010, se anima a compartir en los comentarios algo de lo que charlamos aquella vez.

También podés leer el texto en el link que aparece aquí abajo, y opinar al respecto, si te parece.

http://www.teologiaycultura.com.ar/arch_rev/stam_etica_discurso.PDF

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Aproximadamente, de esto se trata

La cosa es más o menos así:

Seleccionamos un texto, una película, una obra, un punto de partida sobre el cual empezar a avanzar, cada uno por su lado, y con la idea que nos sirva de disparador para encontrarnos después y charlar a partir de las reacciones que ese punto inicial nos generLa cosa es más o menos así: Seleccionamos un texto, una película, una obra, un punto de partida sobre el cual empezar a avanzar, cada uno por su lado, y con la idea que nos sirva de disparador para encontrarnos después y charlar a partir de las reacciones que ese punto inicial nos generó a cada uno.

Así compartimos, hasta el momento, tres textos y una película.

Vamos a agregar una entrada con cada uno de ellos para que, quienes lo deseen, puedan añadir sus comentarios y compartir algunas de las cuestiones que surgieron en relación a ellos. El espacio de los comentarios está totalmente abierto así que puede participar quién quiera y agregar sus opiniones, comentarios o dudas. Que nos aproveche. ó a cada uno. Así compartimos, hasta el momento, tres textos y una película. Vamos a agregar una entrada con cada uno de ellos para que, quienes lo deseen, puedan añadir sus comentarios y compartir algunas de las cuestiones que surgieron en relación a ellos.

El espacio de los comentarios está totalmente abierto así que puede participar quién quiera y agregar sus opiniones, comentarios o dudas.

Que nos aproveche.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Nos presentamos

Hace un tiempito conseguimos  identificar en nosotros mismos una necesidad.

¿Nosotros? ¿Quiénes?  Unos cuantos que nos reconocemos cristianos, que compartimos búsquedas, preguntas e incertidumbres, y que no encontrábamos en los lugares que frecuentamos la posibilidad de canalizar algunas de las cuestiones que nos acongojan y movilizan.

¿Necesidad? ¿Qué necesidad? La de expresar y expresarnos algunas de esas cuestiones: dudas, rechazos, faltas, ideas tentativas, soluciones provisorias, disconformismos, sobreconformismos (si cabe tal redundancia), y unos cuántos etcéteras que no tenemos claro en absoluto.

Y decidimos juntarnos, si se podía. Y charlar, y debatir un poco, y tratar de pensar. Sin la necesidad de arribar a conclusión alguna, aunque con el deseo inconfesado de aclarar algunas cosas, reconocer algunos obstáculos o identificar mejores senderos para nuestro deseo de vivir comprometidamente con los valores que consideramos dignos y recomendables. Para mejor comprender una fe que demasiadas veces adquiere formas que no nos representa y a la que no conseguimos influir con nuestra impronta.

Fuimos invitando a algunos que aceptaron el convite y a otros lo rechazaron horrorizados (tal vez los primeros sólo sean más lentos en comprender lo que éstos últimos ya mensuraron y evaluaron acertadamente).

Y seguimos invitando.

A reflexionar, si se puede. A pensar juntos, si cabe. A cuestionarnos mutuamente y a nosotros mismos. A procurar acompañarnos en un trecho del camino para ayudarnos a no tropezar, a levantarnos si alguno pegó una rodada, o simplemente andar juntos.

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario